Archivo de 12 Septiembre 2009

auton1871.jpg

El pasado jueves 10 de septiembre nos reunimos las organizaciones Ecologistas en Acción, Agaden y Oceana con el grupo ecologista CANS y la Asociación Medioambiental Eriphia, ambas de Chipiona, para intercambiar opiniones e intentar llegar a una posición común sobre la idoneidad de la energía eólica marina y en particular sobre el proyecto de parque eólico off shore “Las Cruces del Mar” en Chipiona. No fue posible. Mientras que, con algunas matizaciones, las tres primeras organizaciones reseñadas asumen la necesidad de los aerogeneradores marinos para contribuir al despliegue de las energías renovables en España y a la lucha contra el Cambio Climático, el grupo ecologista CANS y la Asociación Medioambiental Eriphia, rechazan tal posibilidad, al haber apoyado una plataforma que ha repudiado el proyecto de eólica marina en Chipiona, secundando los lemas Por un horizonte sin molinos y Sí a los molinos, pero en tierra. Sin embargo, todas las asociaciones coincidimos en criticar dos carencias que sigue arrastrando este proyecto y que han contribuido a generar en parte de la población de la Costa Noroeste una actitud de desconfianza y rechazo. Se trata de la casi total ausencia de información acerca del proyecto (ubicación, potencia, tecnología, fiabilidad, compatibilidad ecológica,…), a pesar de haber sido reiteradamente solicitada a sus promotores, el propio ayuntamiento de Chipiona, la Universidad de Cádiz y la empresa Magtel. Además, el ayuntamiento ha sustituido la participación y el debate por el bombardeo publicitario y la descalificación de los oponentes, lo que ha contribuido a bloquear aún más el proyecto. Agaden necesita perfilar su posición al respecto, aun asumiendo la contribución de la eólica marina al mix energético limpio en nuestro país. Oceana y Ecologistas en Acción apoyan resueltamente este tipo de energía, pero siempre que los proyectos aseguren la salvaguardia ecológica y no hipotequen ningún equilibrio natural. Mientras el proyecto de Chipiona no ofrezca estas garantías, ni Oceana ni Ecologistas en Acción lo apoyarán, a pesar de lo que diga el alcalde de este municipio. El recurso eólico de Chipiona es excelente y pertenece no sólo a los chipioneros, sino a todos los gaditanos y a toda la humanidad, porque todos estamos concernidos en sustituir combustibles fósiles y promover todo lo que se pueda un nuevo sistema energético limpio, renovable, sostenible y equitativo. En definitiva, contamos con un estudio estratégico ambiental del litoral para el correcto emplazamiento de la eólica marina, con un atlas eólico de medición de vientos, con un sistema reglado de autorizaciones y, sobre todo, con un recurso eólico formidable. El proyecto de Chipiona no tiene que ser considerado como una servidumbre o afección, sino como una oportunidad y desafío ambiental y social. Sería vergonzoso repetir los errores y bloqueos del proyecto de Trafalgar: urgimos a todas las partes concernidas a propiciar el debate racional, a reemplazar las sospechas por hechos comprobados, a no confundir realidades con suposiciones y a permitir que Cádiz sea pionera y ejemplar en el aprovechamiento idóneo de la energía eólica marina.