Archivo de 15 Enero 2011

img_5663-ipod-photo.JPGCONSEJO LOCAL DE  HERMANDADES Y COFRADÍAS DE  SANLÚCAR DE BARRAMEDA
Sanlúcar a 15 de enero de 2011

 EL HERMANO MAYOR DEL GRAN PODER DE SEVILLA PARTICIPA EN EL CICLO DE CONFERENCIAS CON MOTIVO DEL SANTO ENTIERRO MAGNO

 

“La Acción Caritativa de las Hermandades: Respuestas ante la Crisis”. Este fue el título de la conferencia pronunciada anoche por el hermano mayor de la hermandad del Gran Poder de Sevilla, Enrique Esquivias de la Cruz, que fue invitado por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Sanlúcar para participar dentro del ciclo de conferencias organizado con motivo de la celebración, este año, del Santo Entierro Magno.

El acto tuvo lugar en el salón Don Benigno de las Bodegas Barbadillo y al mismo asistieron un buen número de cofrades que no quisieron perderse la disertación del que fuera pregonero de la Semana Santa de Sevilla en el año 2007.

La presentación del conferenciante, corrió a cargo del cofrade sanluqueño y vicepresidente de la asociación cultural - cofrade El Jarrillo de Lata, Miguel Angel Zambruno.

Enrique Esquivias, que hizo referencia a varias citas que recoge un documento de la Conferencia Episcopal para analizar la situación actual de crisis, habló de la familia, de la educación, de la pérdida de valores, de la formación de los jóvenes y de las obras sociales de las hermandades en general y de la obra asistencial que realiza su hermandad en particular.

img_5665-ipod-photo.JPG

Esquivias dijo, que la familia actualmente está en crisis y que la falta de comunicación entre padres e hijos se agudiza cada vez más. Señaló también que la crisis está presente desde hace mucho tiempo en los valores humanos y morales y que la referencia de Dios se ha olvidado.

De las hermandades comenzó diciendo que no hay que olvidar los fines de las mismas, que no son otros que glorificar a Dios e incrementar el culto a Jesucristo y a su Santísima Madre y que la hermandad debe procurar el crecimiento en el Evangelio y en la vida cristiana de todos sus miembros mediante el ejercicio de la Caridad. Para Enrique Esquivias, uno de los pilares básicos de las hermandades, es la formación entre los jóvenes.

En cuanto a la acción social, señaló que en este apartado es donde las corporaciones religiosas tienen que ser solidarias con los que más sufren e incidió especialmente en las personas que están solas y en los ancianos. Dijo que la actitud de la Caridad tiene que empezar por nosotros mismos y que una simple ayuda material, ya es ayudar al que más lo necesita.

Por último hizo referencia a la Bolsa de Caridad de la hermandad del Gran Poder de Sevilla, que nació en el año 1953 y que desde entonces ha tramitado doce mil expedientes entre los que se encuentran todo tipo de peticiones y solicitudes, como sufragar una intervención quirúrgica, la repatriación de un inmigrante o la ayuda a drogodependientes. Dentro de esa Bolsa de Caridad, destaca también el programa de acogida de niños bielorrusos, que hace realidad el que familias sevillanas acojan en sus casas a jóvenes afectados por el vertido tóxico de Chernóbil, durante la época estival.

Tras esta conferencia, el programa de actividades puesto en marcha por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Sanlúcar con motivo del Santo Entiero Magno, continuará el próximo sábado 22 de enero con una charla coloquio que debatirá acerca de capataces y costaleros.

img_5667-ipod-photo.JPG

auton1871.jpgfoto-aerea-del-rio-guadalquivir-ipod-photo.JPG

*El “No al Dragado del río” de la alcaldesa de Sanlúcar debe ser sin matices.*

/El dictamen de la comisión científica y el propio Informe no dan lugar
a la duda./

Si por un lado valoramos como muy positivo que por fin la Alcaldesa como
representantes de todos los sanluqueños, y haciéndose eco de la petición
de Ecologistas en Acción, se haya posicionado negativamente con respecto
al dragado del Guadalquivir, dadas las repercusiones negativas que el
mismo tendría para el estuario y los recursos pesqueros y turísticos de
Sanlúcar de Barrameda; por otro, rechazamos que alineándose en las
mismas posiciones que la propia Autoridad Portuaria de Sevilla,
cuestione los propios estudios científicos, a los que atribuye sin
fundamentos que se hayan realizado en poco tiempo que no garantizan su
“fiabilidad”.

Desde Ecologistas en Acción queremos recordarle a la Alcaldesa que el
estudio en el que basa su dictamen la Comisión Científica, creada ex
profeso , denominado ‘Propuesta Metodológico para diagnosticar y
pronosticar las consecuencias de las actuaciones humanas en el estuario
del Guadalquivir’ ha sido llevado a cabo por un equipo de prestigiosos
científicos de las Universidades de Granada , Córdoba y el Consejo
Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), coordinados por el
catedrático de la Universidad de Granada Miguel Ángel Losada y el
investigador del CSIC Javier Ruiz Segura, de reconocido renombre  en el
campo de las ciencias. En cuanto al tiempo, el estudio se inició en el
2008, un tiempo más que razonable para poder haber estudiado todas las
características ambientales del Guadalquivir, su situación, sus amenazas
y las repercusiones que obras como el dragado tendría en el
mantenimiento de la dinámica, la morfología y la biodiversidad de todo
el estuario. El estudio es tan completo que se ha llegado a afirmar por
parte del propio Consejero de Medio Ambiente, que el Guadalquivir se
convierte así en el río más estudiado de Europa. Es por lo que nos
parece lamentable que ahora se puedan cuestionar sus datos y
conclusiones y que la Alcaldesa, no sabemos si siguiendo directrices de
la propia Consejería, se apunte a ello.

Lo que si deja claro el estudio y como repercusiones ambientales, es que
el dragado previsto, causaría una gran inestabilidad en las márgenes del
río, lo que provocaría a la larga problemas en el estuario y la costa,
con aguas más cargadas de sedimentos, mayor erosión de los márgenes y
aumentos significativos de la turbidez.  Y la turbidez, como se sabe, 
afecta directamente a la calidad del agua y a la cantidad de luz que
entra en el agua, limitando la vida en el estuario y en los sistemas con
los que está conectado (todo el Golfo de Cádiz y Doñana), afectando a la
fauna y sectores como la agricultura, la pesca, la acuicultura o el
turismo.

La alteración de la dinámica del río, por otra parte, provoca la erosión
de las playas de Doñana y  las de Sanlúcar, afectando así mismo  a la
circulación de nutrientes en todo el Golfo de Cádiz, algo esencial para
la pesca y la productividad de uno de los estuarios más productivo de
todo el Atlántico europeo.

Es por lo que la oposición al Dragado debemos hacerla sin matices, sin
referencia a posibles compensaciones económicas, y pidiendo a toda la
sociedad sanluqueña que se sume a este rechazo.