logo-web-ccoo-cadiz-ipod-photo4.jpg

El sindicato velará por el cumplimiento de los horarios de verano, especialmente en el sector de la construcción, y de las medidas para evitar el estrés térmico, como el uso de indumentaria adecuada, de uniformes que protejan adecuadamente, la disposición de agua o no trabajar en solitario


01/07/2014 CCOO CÁDIZ

CCOO ha iniciado una campaña para combatir el estrés térmico dentro de la iniciativa ‘Doce meses, doce causas’ iniciada para combatir y hace aflorar enfermedades profesionales, según ha anunciado en rueda de prensa Francisco Fernández Lucas, secretario de Acción Sindical de CCOO Cádiz.

El golpe de calor afecta, según explicó Mari Paz Flor, secretaria de Construcción y Servicios, a trabajadores como barrenderos, jardineros, encargados de la limpieza de las playas, de la seguridad y de la construcción, entre otros expuestos al sol durante su jornada laboral.

El golpe de calor se define como un aumento brusco y sostenido de la temperatura interna corporal por encima de los cuarenta grados, ya sea por simple exposición o por realización de ejercicios extenuantes. Produce alteraciones del sistema nervioso central (delirio, convulsiones, alteraciones sutiles de comportamiento, coma…). Si no se toman medidas oportunas puede causar la muerte. La mortalidad puede ser incluso superior al 70% de los casos, generalmente por situaciones de fracaso multiorgánico.

El objetivo es, precisamente, reducir lo máximo posible la exposición al sol y, por lo tanto, sus consecuencias negativas para la salud. Para ello se velará por el cumplimiento de los horarios de trabajo de verano en la construcción, de siete de la mañana a dos de la tarde de lunes a jueves, y también intensivo los viernes (de ocho y hasta las doce y media o la una en función del calendario), indicó el secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO Cádiz, José Gavilán. Junto a Inspección de Trabajo se hará un seguimiento a todas las obras para comprobar no sólo que se rigen por este horario, sino también si se siguen las normas para evitar el estrés térmico.

Según detalló Gavilán, estas precauciones de adopción obligatoria pasan porque los trabajadores dispongan de crema solar y agua, mejor si es azucarada o isotónica, que lleven dorso y piernas protegidas con prendas claras y que no den calor y que no trabajen solos. Precisamente, esta última precaución evitó el año pasado que dos incidencias de estrés térmico tuvieran mayores consecuencias.

El pasado año, según indicó el responsable de Salud Laboral, se denunciaron 200 incumplimientos, lo que hizo que se corrigieran in situ o bien derivaron a actas de infracción. En los centros de trabajo, la campaña va desde la información y la concienciación dirigida a los trabajadores, la formación de los delegados, que se convierten en los “ojos” del sindicato en las obras, y las denuncias a Inspección de Trabajo de las irregularidades detectadas.

Desde CCOO se insiste en que la prevención de riesgos laborales es una exigencia de “todos los días del año” que “beneficia a todos y es un trabajo de todos”.

Deja una Respuesta