pa-paro.jpg

COMITÉ LOCAL DEL PARTIDO ANDALUCISTA DE SANLÚCAR DE BARRAMEDA

 

 El PA se congratula de la visita que ayer realizaron a Sanlúcar el presidente de la Diputación, Francisco Cabaña y el presidente de la Junta señor Griñan, pero en voz de su secretario local le hubiera gustado que vinieran a resolver los problemas de los parados de Sanlúcar y de los empresarios pero no a ser los protagonistas de un circo mofándose de sus adversarios políticos.

 

Para Antonio Prats, el hecho que el presidente de la Diputación y de la Junta se acuerden de su persona es síntoma inequívoco de la preocupación socialista ante las elecciones municipales y la importancia que para los socialistas tiene en Sanlucar el Partido Andalucista.

 

Siguió Prats afirmando que, esta preocupación y temor de los líderes socialista hacia el PA es sólo el miedo a perder “el chollo” por lo que entiende que tanto al señor Cabaña como al presidente de la Junta no lo crea ya nadie, pues las irregularidades de los ERE, la supuesta financiación ilegal del partido, un millón cuatrocientos mil andaluces sin trabajo, etc., entre otros, son motivos más que suficientes para confirmar la desconfianza de los andaluces hacia estos dos individuos.

 

Más adelante el secretario local del PA se reafirmaba en esa desconfianza, cuando afirmaba que hace cuatro años el señor Chaves se trajo el puerto deportivo debajo del brazo y nunca más se supo de ello, siguiendo su sucesor con la misma cantinela e incumplidas promesas algo que los sanluqueños ya no creen.

 

Volvió a agradecer Antonio Prats a Cabaña y a Griñan que se acordaran de él en la presentación de la candidatura del PSOE ayer por la tarde, recordándoles que tienen muy poca memoria o hacen poco uso de ella.

Aquí el líder andalucista se refirió a las descalificaciones que de él hizo el señor Griñan llamándole trimilenario y afirmando que estos dos individuos llevan en la política desde la transición (1977) mientras que él empezó en 1996.

 

De esta manera el señor Prats calificó a los dos de dinosaurios políticos al igual que la mayoría de dirigentes socialista como el señor Chaves, Pizarro, Guerra, etc.

 

Para Antonio Prats la preocupación del señor Cabaña no es otra que después de las elecciones no podrá jugar más al golf y tendrá que irse a Benalup.

 

Añadió Prats, que los socialistas estaban muy asustados porque para ellos “el régimen” se acaba, afortunadamente para Sanlúcar, Cádiz y Andalucía también, en alusión a los malos augurios que presentan las autonómicas y generales del año próximo.

Deja una Respuesta