np-ordenanzas-hdtv-1080.jpg


• El pleno extraordinario afecta ‘poco o nada’ a los ciudadanos porque se han tratado correcciones y actualizaciones legales con poco margen de debate

• Según Carmen Pérez, esto denota el reflejo de un gobierno agotado, sin ideas y con una nula capacidad de trabajo, con una carencia de eficacia en todos los ámbitos

• Sanlúcar es una de las ciudades de la provincia con la presión fiscal más alta y congelar las tasas e impuesto no es la solución porque no significa que se bajen

21 de diciembre de 2018.- La portavoz popular y candidata a la alcaldía, Carmen Pérez, manifiesta que el pleno celebrado en la mañana de hoy ha sido una sesión de mero trámite ya que poco o nada afecta al sanluqueño o sanluqueña, porque se trata de correcciones y actualizaciones legales con poco margen de debate.

El pleno de las ordenanzas se hace eco de un gobierno socialista agotado, sin ideas, sin capacidad de trabajo ni gestión, y mucho menos con eficacia para potenciar productos y crear infraestructuras para hacer de Sanlúcar una ciudad atractiva para invertir y crear puestos de trabajos.

No obstante, para la popular Carmen Pérez, este pleno pone de manifiesto la desidia y el desinterés de Víctor Mora y sus delegados para trabajar por Sanlúcar y buscar posibilidades de inversión ajenas al bolsillo de los sanluqueños como pueden hacer otros ayuntamientos.

‘Aquí vamos a lo fácil’, mantiene Pérez, y que sea un sanluqueño quien mantenga una alta presión fiscal para casi no recibir servicios o recibirlos de una manera deficitaria en vez de poner en marcha proyectos y crear infraestructuras que hagan de Sanlúcar una ciudad atractiva para la inversión que redundan en puestos de trabajos para los ciudadanos.

La candidata popular subraya que congelar no es bajar los impuestos sino mantener de manera elevada la presión fiscal en nuestra ciudad. Este es el resumen que podemos hacer de la segunda legislatura del Señor Mora, donde ha sabido mantener dicha presión en vez de haber hecho una reforma fiscal adecuada a las condiciones de nuestra ciudad y que beneficien a los sanluqueños y sanluqueñas.

El sanluqueño no se merece tener un gobierno que no trabaje para que la ciudad y carezca de unos ingresos que harían que se bajasen la presión fiscal. Lo fácil para no tener que salir de sus despachos es mantener las tasas e impuestos más altos de la provincia.

Ese es el ejemplo claro del actuar diario del alcalde Víctor Mora y sus delegados, gobernando de espaldas al sanluqueño, sin diálogo, sin preocupación por enterarse realmente de los problemas de Sanlúcar, dejando todo a la improvisación y el ‘parcheo’. La única esperanza, según advierte Pérez, es que ‘el año que viene habrá un pleno de ordenanzas fiscales y de presupuestos para beneficio de la ciudad, ya que con la confianza que nos depositen los sanluqueños y sanluqueñas se trabajará para ello’.




Deja una Respuesta