inma-munoz___300x451__-ipod-photo.jpg

EL PLAN DE AJUSTE MUNICIPAL no contiene despidos y prevé LLEGAR A 2022 CON UN REMANENTE POSITIVO DE 25 millones de EUROS  La delegada de Economía y Hacienda presenta las medidas que se van a adoptar, que recogen las políticas de ahorro ya iniciadas

 La delegada municipal de Economía y Hacienda, Inmaculada Muñoz, ha presentado hoy los datos del Plan de Ajuste que se va a aplicar en el Ayuntamiento como consecuencia del Real Decreto del Gobierno dirigido al pago a proveedores. Se trata, según explicó, de la “letra pequeña” de esta normativa que, si bien es positiva porque significa poner al día las arcas municipales y pagar a los suministradores de los ayuntamientos, deja a los consistorios con las manos atadas durante diez años, en lo que calificó como una “intervención económica en toda regla” del Gobierno a los ayuntamientos. Inmaculada Muñoz precisó que este Plan de Ajuste, que ya ha sido presentado a los sindicatos y a todos los grupos políticos y que se lleva hoy a pleno, se ha tenido que elaborar en un plazo de tiempo muy escaso, apenas una semana en la que ha sido necesario abordar los presupuestos municipales hasta el año 2022 al incluir determinadas medidas obligadas por el Gobierno. El Plan de Ajuste recoge, en el capítulo de ingresos, una medida que el Gobierno del PP ya obligó a adoptar a los consistorios a finales de año, como fue la aprobación de una subida del IBI del 10%. También recoge una revisión catastral que puede suponer una subida del 20%, aunque el Ayuntamiento de Sanlúcar prevé bajar el tipo impositivo ese mismo 20% para que esta medida no afecte ciudadanos. En cuanto a otros impuestos y tasas, se mantendrán las bonificaciones a familias numerosas, pensionistas y desempleados, mientras que el resto se actualizarán conforme al IPC. En el capítulo de gastos, la normativa del Gobierno central sólo permite gastar un 1% del presupuesto de 2011, una cifra con la que dijo Muñoz que será bastante difícil afrontar el día a día teniendo en cuenta que muchos de los suministros como el combustible, que lo sube el propio Gobierno, o eléctrico -que va a aumentar un 7%- suben por encima de ese porcentaje.Con todo, las medidas de ahorro del Plan de Ajuste son una continuación de las ya tomadas por el Gobierno local en los últimos años en su política de ahorro y austeridad, como creación de la mesa de control del gasto, la reestruccturación de áreas municipales y la aplicación del cero por ciento en la aplicación de la tasa de reposición de funcionarios, lo que ha supuesto que un centenar de plazas vacantes por jubilación no se hayan ocupado. Precisamente, la no reposición del personal municipal que se jubile supondrá un ahorro en el Capítulo I desde ahora hasta 2022 de 16 millones de euros. Y ello sin adoptar medidas drásticas ni realizar despidos, aseguró la reponsable municipal. Estas medidas, si bien dejarán al Ayuntamiento con pocas posibilidades de actuar de manera autónoma durante esta y las dos legislaturas siguientes, significarán que en 2022 no tenga deudas y que sí consiga un remanente positivo de tesorería de 25 millones de euros.Inmaculada Muñoz recalcó que gracias a las medidas adoptadas ya en los últimos años, “el Ayuntamiento de Sanlúcar tiene futuro, viabilidad”, aunque auguró problemas para otros muchos consistorios españoles debido a la “letra pequeña” de la normativa gubernamental. Por último, mostró sus dudas por los problemas que pueden surgir a la hora de abonar nóminas y los servicios a los ciudadanos, ya que la norma cambia la prelación de pago, estableciendo que los primeros en cobrar serán los bancos. Con todo, Inmaculada Muñoz dijo que el Gobierno local “está preparado para asumir los retos” y que seguirá trabajando como hasta ahora por el bienestar de los ciudadanos.  

Deja una Respuesta