logo-color-ipod-photo.bmp

30/07/2015.- El alcalde, Víctor Mora, y el portavoz del equipo de gobierno, Juan Oliveros, nuevamente dan buena muestra de su insensibilidad para con los asuntos sociales de la ciudad

El equipo de gobierno del PSOE de Víctor Mora dio una buena muestra de insensibilidad social en el pasado Pleno Municipal al negarse a apoyar las mociones de IU referidas a que el Ayuntamiento se hiciera cargo de las obras necesarias para poner en funcionamiento el nuevo Centro de Alzheimer de Pino Alto y que se iniciara un nuevo proceso de negociación con los 26 trabajadores del Poli afectados mediante la creación de una Comisión Especial formada por todos los grupos municipales para llegar a una solución consensuada, siendo esta moción apoyada por todos los grupos municipales menos el grupo municipal del PSOE y la abstención de Ciudadanos.

Víctor Mora y la delegada municipal de Hacienda para justificar su negativa a que el ayuntamiento sufragara los 300.000 euros que restan para poner el Centro de Alzheimer en marcha del superávit previsto de 9 millones de euros para 2015, dicen ahora que no saben si habrá superávit o no. Lo que significa que o mintieron cuando aprobaron los presupuestos municipales o mienten ahora, en cualquier caso mienten, que es de las peores cosas que se pueden decir de un político.

Hecho que también quedó reflejado por la aprobación de un nuevo crédito de 2,2 millones de euros para pagar facturas de gobierno anteriores, incluso alguna de la época de Agustín Cuevas, alcalde del PSOE que terminó en la cárcel. Facturas que la propia delegada municipal de hacienda, Inmaculada Muñoz, manifiesta que son de dudosa veracidad por lo que son deudas ilegitimas, que por una dejación no explicada se han dejado prescribir la posibilidad de tomar medidas contra los responsables dentro y fuera del ayuntamiento que han creado estas deudas al consistorio. Lamentablemente, esta propuesta se aprobó con los únicos votos en contra del grupo municipal de IU.

Con respecto a la moción referente a la EDAR, IU votó a favor argumentando que a este gobierno le exigimos menos anuncios de proyectos de construcciones de nuevas depuradoras una vez cada cuatro años (en periodo electoral) y más acciones eficaces que controlen a Aqualia. Que la controlen hasta que se la expulse de la ciudad. Porque la privatización, que nunca tuvo que ejecutarse, no puede implicar acabar con los controles a la empresa concesionaria”.

IU también presentó una moción para que se estableciera un nuevo sistema de elección de los premiados con la insignia de Oro de la Ciudad mediante la participación ciudadana, pero en aras del consenso no tuvo inconveniente que esta propuesta quedara pendiente para de consensuar entre todos los grupos municipales un nuevo sistema participativo de elección de los premiados con la referida distinción.

IU, como ya ha manifestado en varias ocasiones, apoya la Conmemoración del V Centenario de la Circunnavegación al Mundo y por ello, apoyó la creación de una Comisión Municipal del V centenario en la que este representados los grupos políticos con representación municipal.

El grupo municipal de PSOE, aunque a regañadientes, no tuvo más remedio que apoyar una reforma del reglamento de funcionamiento del Pleno, que entre otras cosas posibilitará que todos los grupos municipales lleven directamente al Pleno 3 mociones sin que puedan ser vetadas en Comisión Informativa, como estaba ocurriendo hasta ahora gracias al rodillo PSOE- Ciudadanos.

Por último, en el capitulo de preguntas, el alcalde solo respondió con evasivas a la pregunta del grupo municipal de IU, respecto a su inhibición en las negociaciones de SAREB y las familias ocupantes sin poder evitar la incomodidad que le producía la pregunta.

Del mismo modo, tampoco respondió claramente si tenía previsto aumentar los horarios de apertura de la biblioteca y de la Casa de la Juventud, sobre todo en época estival.

En resumen, el equipo de gobierno del PSOE con su alcalde a la cabeza, acostumbrado a la prepotencia del ordeno y mando que le prestaba la mayoría absoluta en la anterior legislatura, aún no ha sabido hacer lectura de la nueva realidad política y social de la ciudad a partir del 24 de mayo y pretende seguir como si nada hubiese ocurrido. Prueba de ello, es la valoración del Pleno Municipal ofrecida por el portavoz del gobierno local, Juan Oliveros, que da toda la impresión haber asistido a otro pleno en otro momento o en otra ciudad, porque no ha dicho una sola verdad.

 

Deja una Respuesta