avda-constitucion-1.jpg

 

El asfaltado en estas avenidas es otra de las promesas por el gobierno del PSOE.

 

En el año 2014, el gobierno local de PSOE y Ciudadanos anunció públicamente mediante octavilla que “tras la subida del impuesto de circulación obligada por el gobierno Central, el ayuntamiento destinará ese dinero a financiar parte de las obras de mejora de los accesos a la playa y a las infraestructuras agrícolas y pesqueras de nuestra ciudad: Avenida de La Constitución, Avenida de Trebujena, Avenida de La Rondeña, Avenida Al-Andalus, Avenida 1492 y las calles Fernando el Católico, Arenal, Palmilla, Puerto y Avenida Quinto Centenario”.

avda-rondena-2.jpg

Si bien las Avenidas Al-Andalus y 1492 se han asfaltado recientemente, no todas las avenidas y calles contenidas en la octavilla han sido asfaltadas, presentando algunas de ellas un estado lamentable, como la de Trebujena, de paso obligado para quienes acceder a la ciudad desde los accesos de El Puerto, Jerez o Trebujena, impropio de una ciudad que quiere hacer del turismo uno de sus motores económicos.

avda-trebujena-2.jpg

Desde IU lamentan que el gobierno local en 2014 anunciara públicamente que ejecutaría obras de mejora en 9 puntos de Sanlúcar y a febrero de 2016, falten las Avenidas de La Rondeña, la de La constitución y la de Trebujena sin asfaltar. Las Avenidas de La Constitución, de La Rondeña y de Trebujena no han sido asfaltadas pese a las cientos de octavillas repartidas por Sanlúcar anunciando obras de mejora y pese al evidente estado de estas carreteras.

En último lugar, se ha de señalar que la subida del impuesto de la circulación a la que se alude en la octavilla y las sucesivas subidas de impuestos perpetradas en Sanlúcar no se corresponden a una orden directa del Gobierno Central, sino que son decisiones adoptadas por el gobierno local como consecuencia de una mala gestión endémica basada en el despilfarro que se ha venido dando en los últimos 30 años en nuestra ciudad. Si bien es cierto que el gobierno central del Partido Popular ha secuestrado gran parte de la autonomía local al imponer a los ayuntamientos la aprobación y ejecución de los llamados eufemísticamente Planes de Ajuste, es decir, políticas de recortes en gasto y aumento de ingresos, los ayuntamientos han tenido margen para decidir en qué partidas de gasto reducir y qué impuestos y tasas aumentar.

Ello queda demostrado en el caso de Sanlúcar. El gobierno local de PSOE y Ciudadanos pudo optar entre subir el impuesto de circulación o subir el Impuesto de Actividades Económicas al máximo legalmente permitido, un impuesto que sólo pagan las grandes empresas, las que facturan al menos un millón de euros. No obstante, el ayuntamiento optó por subir el impuesto de circulación, el IBI y otros impuestos y tasas que afectan de manera regresiva a toda la población y sin embargo, decidió congelar el Impuesto de Actividades Económicas, un claro ejemplo de una política fiscal más propia de la derecha, favorable a los ricos y a las grandes empresas y perjudicial para trabajadores, autónomos y PYMES.

En cualquier caso, desde IU se exige, de nuevo, el cumplimiento de las promesas incumplidas de PSOE y Ciudadanos y de manera urgente, solicitará el asfaltado de las Avenidas de Trebujena, de La Rondeña y de La Constitución, entre otras, al tratarse de compromisos electorales anunciados por el propio equipo de gobierno.

Deja una Respuesta