logo-color-ipod-photo.bmp

En enero IU Sanlúcar denunciaba que desde el mes de dicIembre del año pasado el personal que prestaba el servicio municipal Andalucía Orienta se había reducido a tan solo 5 técnicos y 1 administrativo.

De la noche a la mañana, Sanlúcar perdía una de las dos oficinas Andalucía Orienta que se encargaba de prestar un servicio digno a los parados y paradas de nuestra ciudad para que tuvieran más oportunidades de encontrar trabajo a la vez que se perdía el empleo de 3 técnicos y un administrativo, todo ello con el silencio cómplice de Víctor Mora y Juan Marín mientras alardeaban de estar muy preocupados por atender a los desempleados en su orientación en la búsqueda de empleo.

El Ayuntamiento de Sanlúcar, a través de la delegación municipal de Formación y Empleo, desde noviembre de 2012 tenía firmado un convenio de colaboración con la empresa Proactyva dirigido a ofrecer a las personas desempleadas un nuevo servicio de orientación laboral y búsqueda de empleo. Recientemente hemos sabido que esta empresa ha decidido dejar de prestar este servicio, igualmente con el silencio sospechoso de Víctor Mora y Juan Marín.

En enero hicimos unas preguntas que ni Víctor Mora ni mucho menos Juan Marín quisieron o pudieron contestar que ahora reproducimos de nuevo:

¿Por qué el Ayuntamiento como entidad colaboradora no solicitó dos unidades de Andalucía Orienta, una para el barrio bajo y otra para el barrio alto, cada una dotada con 5 técnicos y 1 administrativo?

¿Por qué el delegado municipal de fomento, Juan Marín, cuando anunció la reapertura del servicio no dijo nada al respecto de que la UGT en nuestra ciudad era también entidad colaboradora?

¿Por qué Víctor Mora y Juan Marín no han dicho nada sobre la reducción del servicio de Andalucía Orienta que se venía prestando?

Estas preguntas quedaron sin respuestas, porque ambos se pusieron de perfil y obviaron toda respuesta.

Ahora además nos hacemos también las siguientes cuestiones:

¿Tuvo que ver la firma del convenio con PROACTYVA algo para que no se  solicitase desde el Ayuntamiento otra oficina Andalucía Orienta para la ciudad, gestionada también por el Ayuntamiento como entidad colaboradora?

¿Por qué esta empresa decide dejar de prestar este servicio que en su día Juan Marín calificó de herramienta fundamental de orientación y búsqueda de empleo a los desempleados?

¿Cuánto cobraba esta empresa a cada desempleado por los cursos que impartía si ofrecía sus servicios de manera altruista?

¿A qué empresas del sector derivaba PROACTYVA aquellos cursos que decidía no impartir directamente ella?

¿Los responsables de esas otras empresas tienen relación con miembros del equipo de gobierno local?

¿Los cursos impartidos tenían la homologación necesaria o solo han servido a los alumnos para supuestamente aumentar sus conocimientos?

Todas estas preguntas y otras más son interrogantes que el alcalde  y delegado municipal de fomento deben contestar. Una vez más, se demuestra que la preocupación por los desempleados es solo una pose demagógica y electoralista de ambos, porque a la hora de la verdad la supeditan a intereses, al parecer inconfesables, que nada tienen que ver con los intereses generales de la ciudad y con los intereses de los parados en particular.

En cualquier caso, los máximos perjudicados serán los miles de desempleados sanluqueños que verán que el servicio que se les venía prestando se merma nuevamente, sin que desde el Ayuntamiento sepan justificar esta lamentable situación.

Deja una Respuesta