06-ipod-photo.jpg

El cementerio estará listo para su apertura en el primer trimestre de 2009 Los trabajos de construcción del cementerio y del tanatorio de San Nicolás, situados en la carretera de Trebujena, se encuentrann en su última fase. De hecho, si se cumplen los plazos previstos, el tanatorio podría estar acabado a mediados de septiembre, con lo que podría entrar en funcionamiento poco tiempo después.Estas instalaciones, construidas en una superficie de 2.056 metros cuadrados junto al cementerio, han supuesto una inversión de 3.432.198 euros, y contarán con cuatro salas, aunque el proyecto recoge la previsión de una posible ampliación con dos salas más en caso de considerarse necesario.Además del vestíbulo, de diversas dependencias administrativas, almacén y aseos, el tanatorio contará con espacio para cafetería, floristería, capilla, sala de tanatopraxia y sala de cremación con antesala y sala de despedida.En cuanto al cementerio de San Nicolás, cuyas obras se iniciaron en marzo a cargo de la empresa Avisur SL y que cuentan con un presupuesto de 1.686.879 euros, está previsto que estén concluido a finales de este año, de manera que pueda ser utilizado a lo largo del primer trimestre de 2009. En una primera fase se han construido un total de 600 nichos, 600 columbarios, 39 criptas de tres cuerpos y un osario general.En una segunda fase está previsto aumentar la capacidad del camposanto en 1.200 nichos, 3.504 columbarios y 375 criptas de tres cuerpos. En una tercera y última fase, el cementerio de San Nicolás contará con 4.200 nuevos nichos, junto a 2.764 columbarios más y 721 criptas de tres cuerpos.En total, el cementerio municipal de San Nicolás contará con 15.925 unidades de enterramiento (6.000 nichos, 6.520 columbarios y 1.135 criptas), lo que garantizaría que en un periodo de unos 50 años no haría falta acometer su ampliación. Además, el lugar elegido, en unos terrenos situados en la salida de Sanlúcar por la carretera de Trebujena, también asegura que no sea necesario su traslado en el futuro.La apertura del camposanto y del tanatorio de San Nicolás responde a la necesidad de dotar a la ciudad de dichas instalaciones ante la saturación del actual, el cementerio eclesiástico de San Antón, que se encuentra en la salida hacia la carretera de Chipiona y que además, con el paso de los años, con el propio crecimiento urbanístico de la ciudad, ha quedado situado en pleno casco urbano.

Deja una Respuesta