437px-escudo_de_sanlucar_de_barrameda.png

 La empresa Vorsevi SAU ha resultado adjudicataria de la realización del informe que determinará las actuaciones a llevar a cabo

 

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha anunciado la adjudicación del contrato de servicio con la empresa Vorsevi SAU para la realización de un informe patológico sobre la casa del Carril San Diego que aporte posibles soluciones al problema tanto de la estructura de la casa como de la imposibilidad de uso de esa vía.

 

            Dada la situación de hace años de este inmueble, la GMU ha decidido no esperar más y actuar dentro de sus posibilidades ya que ésta es una propiedad privada en la que la administración local se encuentra en medio de un extenso proceso judicial entre los propietarios y la Delegación de Cultura de Cádiz.

           

            Por ello, se va a realizar este informe para reflejar el estado administrativo en el que se encuentra el edificio y determinar qué procedimiento, desde el punto de vista técnico, habría que seguir para llegar a determinar de una manera objetiva y clara, qué actuaciones podrán llevarse a cabo en el inmueble y así conocer sus condiciones de seguridad y estabilidad y poder devolverlo a la situación de funcionalidad, seguridad y habitabilidad.

 

            Una vez conocidas las condiciones actuales se determinarán las actuaciones, que podrían ser globales o parciales, abarcando desde posibles demoliciones, sustituciones o rehabilitaciones de sus elementos.

 

            En los antecedentes, encontramos que ya en 2005 se tramita la solicitud de declaración de ruina inminente, sobre la que se dicta resolución favorable en octubre de ese mismo año. En ese momento, se realizan por parte de la propiedad, las medidas cautelares dictadas en la declaración, esto es, clausura, desalojo, apuntalamiento y vallado del inmueble. Se solicita a la delegación de Cultura de Cádiz la aclaración sobre la conveniencia o no de la demolición del inmueble, resolviendo desfavorablemente la propuesta de demolición presentada y apostando esta administración en mayo de 2006 por el reforzamiento y rehabilitación del edificio.

 

            Posteriormente, en 2007 y 2008 la propiedad realiza sendos informes que constatan el mal estado de la edificación y la necesidad de actuación inmediata. Es entonces cuando se inicia un procedimiento contencioso – administrativo por parte de la propiedad.

 

 

            En este sentido, Víctor Mora, delegado responsable de Urbanismo, ha expresado que “debido al tiempo transcurrido desde las primeras actuaciones en 2004 hasta hoy, y el procedimiento judicial que ha estado enturbiando la adopción de una medida definitiva al respecto, hemos decidido comenzar a realizar nuestro propio informe sobre el estado real del inmueble, donde se determine qué medidas se deben adoptar en el menor espacio de tiempo”.

 

            El informe patológico contendrá un análisis previo, un estudio de la cimentación y del terreno subyacente, un análisis de la estructura del edificio, análisis de las características de los materiales, comprobación de la estructura, así como recomendaciones de tipo estructural y, finalmente, la elaboración del propio informe con conclusiones y definición de líneas de actuación.

 

Deja una Respuesta