aavv_asociaciones_vecinales9.gif

La Federación Local de Asociaciones de Vecinos “Guadalquivir” manifiesta que la situación por la que están pasando las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio es una falta de respeto no sólo a las propias trabajadoras de la empresa Claros sino también a toda la ciudadanía de Sanlúcar.

Todas las administraciones, desde el Gobierno Central hasta la Junta de Andalucía, pasando por el Ayuntamiento de Sanlúcar, son responsables de esta situación. Es inadmisible que estas trabajadoras no cobren sus salarios desde el mes de noviembre del año pasado cuando están prestando con profesionalidad un servicio tan importante a cientos de sanluqueños dependientes.

Las trabajadoras de Claros no están pidiendo ninguna mejora en sus condiciones laborales, sino simplemente cobrar los salarios que les corresponden, porque para eso se lo han trabajado, sin abandonar en ningún momento su puesto de trabajo para no dejar desasistidas a personas que tanto lo necesitan. Sin duda, las trabajadoras de ayuda a domicilio son un ejemplo a seguir.

Es lamentable que las administraciones no se pongan a resolver esta clase de conflictos, pero sí tengan dinero para otras cosas que no son tan prioritarias y que se llevan toda la atención de los políticos

.

La Federación de Vecinos “Guadalquivir” exige a los gobernantes responsables que lleguen a un acuerdo para que estas trabajadoras cobren cuanto antes sus nóminas. Con sólo una pequeña parte de lo que roban los políticos, sin contar su sueldo, hay incluso para ampliar la plantilla del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Deja una Respuesta