rio-turbio-2-ipod-photo.jpgLos distintos representantes se reunieron en Sevilla ne la mesa de seguimiento Los representantes del Centro de Estudios Hidrográficos del Ministerio de Fomento (CEDEX), del Comité de Científicos de Doñana, del Consejo Superior de Investigaciones científicas (CSIC) y de la empresa encargada por la Agencia Andaluza del Agua - ACT Ayesa- se reunieron esta semana en Sevilla para confirmar que ha finalizado el estudio de batimetría realizado en el río Guadalquivir para conocer las causas de los “altos índices de salinidad y turbidez” que llevan acusando a una parte del río desde finales de 2007.
Las primeras conclusiones de esta investigación “podrán conocerse antes de que finalice el año”, según apuntaron desde la reunión de la mesa de seguimiento en la que estuvo presente la alcaldesa de Sanlúcar, Irene García, que fue informada por los expertos de las distintas hipótesis que se barajan como origen del exceso de la turbidez en el Guadalquivir, para cuya investigación “las distintas administraciones se ha puesto todos los recursos disponibles”.
En este encuentro, también se reunieron los representantes de los ayuntamientos de Trebujena , e Isla Mayor, así como de las Consejerías de Presidencia, Turismo, Medio Ambiente, Obras Públicas, de los regantes de Andalucía y de los arroceros de Sevilla.
En concreto, los representantes de CEDEX manifestaron que los primeros resultados se darán a los afectados en el plazo de “un mes y medio”. La misma fecha que han dado los miembros de la empresa encargada de analizar el lecho del río mediante la batimetría, ya que responde a una investigación que se encuentra en un estado avanzado, “aunque no se pueden sacar todavía conclusiones ciertas”, según apuntaron los expertos.
Por su parte, los representantes del CSIC han señalado que a principios del mes de octubre habrán terminado de analizar todos los datos recopilados, según la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

modelo
El objetivo que pretenden desarrollar es la creación de un modelo que permita predecir y diagnosticar la evolución de los sólidos en suspensión, la salinidad y los demás componentes del estuario para “evitar futuros episodios y tener así una herramienta eficaz a la hora de tomar decisiones certeras”, según apuntaron los miembros de esta mesa de seguimiento.
Los representantes de los distintos organismos señalaron que tras mostrar el primer avance de los investigaciones “no existe ninguna conclusión definitiva” al tiempo que prosigue el análisis de los distintos parámetros que podrán afectar a esta elevación de los niveles de turbidez y salinidad. Los técnicos calificaron esta problemática existente en la ciudad de Sanlúcar como “extraño fenómeno” e insistieron en que “esta decreciendo aunque no ha llegado a los niveles óptimos, esta disminuyendo de forma continuada”.
Al respecto, la primera edil de la ciudad, Irene García manifestó que espera que una vez que se conozcan las causas de este efecto en el Guadalquivir y que los investigadores concluyan los estudios “se adopten las medidas necesarias para evitar que este episodio vuelve a repetirse”. Además los representantes de los distintos ayuntamientos allí reunidos pidieron “celeridad” a los científicos encargados de los estudios para conocer lo antes posibles las causas de este problema.

Desconocimiento sobre las causas de la turbidez


Las últimas afirmaciones sobre los resultados que expliquen el exceso de sólidos en suspensión y la turbidez en el río Guadalquivir cada vez parecen más lejanas, ya que hasta finales de año no se conocerá el origen de este fenómeno. Hasta el momento, los representantes de los distintos ayuntamientos y sectores afectados han pedido ante todo “celebridad” para conocer lo antes posibles estos resultados. Mientras la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía publicó los últimos datos sobre el estado de las aguas, correspondientes a la segunda quincena de agosto, donde aseguraron que las playas que componen el litoral sanluqueño “son aptas para el baño”.
rio-turbio-ipod-photo.jpg

Deja una Respuesta