badera-andalucia0.jpg
organizacion@partidoandalucista.org www.partidoandalucista.org
“La bandera andaluza, símbolo de esperanza y de paz que aquí hemos izado esta tarde, no
nos traerá ni la paz ni la esperanza ni la libertad que anhelamos, si cada uno de nosotros no
la lleva ya plenamente izada en su corazón”.
Blas Infante, Ayuntamiento de Cádiz, 12 de Julio de 1.936.
Hace treinta y cuatro años el pueblo andaluz rompió sus cadenas y su marginación votando
masivamente por una autonomía de primera en el contexto del nuevo estado democrático.
Hartos ya de estar hartos, los andaluces y las andaluzas dijimos basta a centenares de años
de discriminación marcados por la preponderancia del triple eje Bilbao- Madrid- Barcelona.
Aquel 28 de Febrero de 1.980 Andalucía se ganó el título de comunidad histórica a pulso,
demostrando que era un pueblo vivo y orgulloso de sí mismo que no aguantaba más ser la
hermana pobre de un estado que la relegaba al papel de colonia interior.
Los andaluces se rebelaron para conseguir un poder político propio que consiguiera
un mayor nivel de bienestar y de desarrollo económico para nuestro pueblo, en igualdad con
otras comunidades y regiones del estado.
Sin embargo, en el momento actual, más de un millón de andaluces sufren la terrible
lacra del desempleo, producto de un modelo productivo caduco y tercermundista, las
desigualdades norte-sur se acrecientan, marcándonos con un estigma indeleble que perdura
por centenares de años, el déficit en infraestructuras sigue siendo una asignatura pendiente,
con obras eternas y proyectos inacabados o sin desarrollar que lastran nuestro futuro y
nuestro presente, los jóvenes tienen que volver a emigrar para buscar prosperidad en otros
lugares aplicando sus conocimientos, adquiridos con nuestros medios, en enriquecer otros
países en vez del suyo propio.
¿Falla la autonomía, el autogobierno? No, fallan los repetidos gobernantes del
partido-régimen en Andalucía que no creen en nuestro pueblo y que han utilizado la Junta
como ariete contra los gobiernos de Madrid cuando eran de distinto color político o que se
han sometido cuando han sido de su mismo color. Fallan los gobernantes que han
despilfarrado dinero público de manera indecente y que han llenado de casos de corrupción
las páginas de los periódicos hundiendo en la ignominia el alto concepto de la política y a la
propia democracia. No falla la estructura, falla la utilización y el uso que de ella han hecho.
Más autogobierno, más autonomía son sinónimos de bienestar social, de prosperidad
económica, así lo entienden otros pueblos del estado que reclaman más competencias para
ser autosuficientes. Precisamente por ello, tenemos que estar de nuevo dispuestos a
defender lo nuestro, ya que hay otras comunidades que van a volver a intentar romper el
equilibrio y la simetría que nos costó tanto conquistar hace tres décadas.
Manifiesto andalucista
28F - 2014
organizacion@partidoandalucista.org www.partidoandalucista.org
Tenemos que volver a sacar nuestras banderas verde y blancas y gritar autonomía y
libertad para defender y exigir lo que nos corresponde; valga un ejemplo para expresar el
saqueo al que nos someten: a Andalucía se le pagó una deuda histórica con solares que
ahora valen menos de la mitad de su valor y actualmente se le vuelve a deber otra deuda
histórica incumpliendo reiteradamente su Estatuto.
Hace falta convencimiento en nuestra capacidad, convencimiento en nuestro
autogobierno para impulsar otro modelo productivo, para relanzar infraestructuras vitales
para nuestro desarrollo, para potenciar un sistema financiero propio fundamental para
nuestra tierra. Por eso hace falta una voz andalucista en Europa y esforzarnos para conseguir
un apoyo mayoritario en las elecciones del 25 de mayo.
Los andalucistas debemos volver a llenar de esperanza nuestros corazones y marcar
el camino para una Andalucía dinámica y orgullosa de sí misma.
¡¡VIVA ANDALUCÍA LIBRE!!

Deja una Respuesta