La Delegación Municipal de Medio Ambiente ha tramitado en los seis primeros meses del año 50 expedientes sancionadores a otros tantos particulares y empresas por incumplir alguna de las normas recogidas en la Ordenanza Municipal de Residuos y Limpieza Pública, imponiéndoles multas que van entre 90 a 3.001 euros, según ha informado el delegado municipal de Medio Ambiente, Félix Sabio.

Las sanciones más cuantiosas, de 3.001 euros, han sido motivadas por el vertido de aguas fecales a la vía pública, y por la quema de distintos residuos en una finca. Otra sanción de 1.000 euros fue para el responsable de abandonar residuos de poda.

También ha sido propuesto para sanción de 1.500 euros la persona que llenó un contenedor con restos de madera, y ayer mismo fue multada otra persona por idéntico motivo.

Una de las últimas sanciones se impuso ayer a tres personas que fueron sorprendidas robando arena de la playa de Las Piletas.

Una de las infracciones más comunes en estos meses ha sido la imposición de una sanción a los propietarios de perros que no recogieron los excrementos del animal, con sanciones de entre 200 y 600 euros. El parque de los Scouts, el parque Carmen Maura, la plaza de los Mayores, avenida de la Libertad, avenida Doctor Aparicio, entre otros, fueron algunos de los lugares donde algunas personas sacaron a pasear a sus mascotas y no recogieron sus excrementos.

Arrojar en la vía pública restos de comidas y envases –como ocurrió en el estacionamiento del McDonalds, entre otros-, abandonar cajas de cartón y de pescado son incumplimientos a los que deberán hacer frente los sancionados con multas de entre 150 y 300 euros.

Varias personas han sido multadas por realizar necesidades fisiológicas en la vía pública, hecho por el que deberán pagar una multa de150 euros cada uno.

Otras sanciones se han impuesto por conductas contrarias a la normativa municipal son como consecuencia de no respetar el horario establecido para depositar los residuos o usar de manera indebida los contenedores arrojando los residuos sin embolsar.

Los expedientes sancionadores se han iniciado previa denuncia del Servicio de Vigilancia Ambiental municipal (Uproma) y de la Policía Local.

Deja una Respuesta