iu.bmp

NO A LA PRIVATIZACIÓN DEL AGUA

 

LA ALCALDESA Y EL PSOE Y EL CIS

ENGAÑAN A LOS SANLUQUEÑOS UNA VEZ MÁS

 

 

El abastecimiento de agua es un derecho básico de los/as ciudadanos/as, pero el PSOE quiere convertir este recurso esencial en una mercancía más del mercado, convirtiéndose el Ayuntamiento en un mero observador, dejando de tomar decisiones sobre un servicio fundamental para todos/as los/as sanluqueños/as.

 

El Gobierno del PSOE y el CIS acaba de aprobar en el Pleno del Ayuntamiento la adjudicación del ciclo integral del agua a Aqualia por 25 años. IULV-CA defiende la municipalización de los servicios de cobranza del agua, de mantenimiento de las redes y la depuración (el ciclo integral del agua). Y no sólo lo defendemos por causas ideológicas, sino por razonamientos de pura técnica económica enfocados hacia la eficacia del servicio y hacia la viabilidad económica del Ayuntamiento. El agua es un sector que ha generado grandes beneficios para los ayuntamientos de muchas ciudades.

 

IULV-CA está rotundamente en contra de la privatización del agua porque:

 

Privatizar significa encarecer el servicio.

Privatizar no es garantía de un mejor servicio.

Privatizar no da seguridad al ciudadano/a a la hora de presentar reclamaciones.

Privatizar significa hacer rica a la empresa privada ya que supone que las arcas públicas recibirán hoy 16 millones de euros por parte de Aqualia. Pero eso es mucho menos de lo que vamos a pagar los sanluqueños por el agua los próximos 25 años. ¿O acaso Aqualia viene a perder dinero? Es un crédito encubierto a largo plazo. Por lo visto es legal pero no es una buena decisión de gestión.

 

Si el Ayuntamiento necesita dinero que no sea a costa del bolsillo del contribuyente, que sea a costa de la disminución de partidas de protocolo, publicidad y propaganda, además de una importante reducción de gastos suntuarios.

 

El agua se debe gestionar desde lo público, mejor, más barata y con beneficios. Ya el año pasado se subieron mucho las tasas de agua y alcantarillado.

 

En alcantarillado: antes: 0 € subida: 0´35 €/mes

En depuración: antes: 0 € subida: 0´35 €/mes

En agua: antes: 1´47 €/mes subida: 2´25 €/mes

 

Suponemos que estas subidas se produjeron para entregarle el servicio a Aqualia lo más beneficioso posible y de este modo Aqualia le diese al Ayuntamiento esos 16 millones de euros.

 

Privatizar es hacer millonaria a una empresa privada y empobrecer un servicio y el bolsillo de todos/as. Sólo una gestión pública y de calidad del servicio de abastecimiento de agua puede ofrecer todas las garantías para que un bien tan importante como éste se gestione con criterios de interés público.

 

 

Merece la pena que todos digamos NO a la privatización del agua

Deja una Respuesta