logo-color-ipod-photo.bmp

          PSOE y CIS, rechazan de manera sistemáticas todas las mociones que comprometen de alguna manera su gestión o carencias.

Tal como referimos en una nota anterior, incomprensiblemente rechazaron dar transparencia a los procesos de selección de contratados temporales en el ayuntamiento.

De igual manera, han votado en contra de una moción de IU relativa a la celebración del Orgullo LGTB, para hacer una moción conjunta de todos los grupos políticos (PP incluido), omitiendo toda crítica a las políticas discriminatorias del Partido Popular y eludiendo cualquier acción o campaña municipal al respecto, tal y como se solicitaba en la moción de IU. No es de extrañar ya que el equipo de gobierno en materia de igualdad solo se queda en la política insustancial de gestos.

Han votado en contra de una moción en la que se pedía que el Pleno se pronunciase a favor de la celebración de un referéndum para que el pueblo decida entre monarquía o República. En su lugar, y traicionando la tradición republicana del PSOE, presentan una moción para que el Pleno refrende “el principio constitucional que consagra la monarquía parlamentaria como forma de Estado de España”. Víctor Mora también supedita su supuesto republicanismo al un compromiso con la corona.

Además, votaron en contra de una moción que pedía más transparencia en las contrataciones que se realizan por el Ayuntamiento y en las empresas municipales, y también se posicionaron en contra de iniciar un diálogo con los 29 trabajadores despedidos del Polideportivo que vienen reclamando soluciones a su situación. Hay un informe de la Secretaría del Ayuntamiento que dictamina que los cambios sustanciales en las condiciones de trabajo deben ser negociados previamente con los representantes de los trabajadores de cada ámbito, hecho que en este caso, Juan Marín se ha saltado a la torera en el Patronato Municipal de Deportes.

Desde Izquierda Unida denunciamos esta actitud obstruccionista de PSOE y CIS, que utilizan los Plenos como instrumento partidista en el que sólo se debaten las mociones que agradan al Equipo de Gobierno, convirtiendo los plenos en meros trámites vacios de contenidos donde los verdaderos asuntos de intereses de los sanluqueños no se debaten democráticamente.

IU Sanlúcar unida ya solicitó hace unos meses que se modificase el Reglamento de Organización de los Grupos Políticos para permitir que al menos, una de las mociones de cada grupo de la oposición pasara a Pleno aun con el voto en contra de la mayoría, en aras de una mayor participación de los grupos políticos de la oposición, pero PSOE y CIS votaron en contra de la moción argumentando que un cambio de ese tipo requería unanimidad de todos.

Deja una Respuesta