copia-de-foto-aurora-ipod-photo.jpg

Aurora Blanco, Secretaria de Organización de CISanlúcar, compareció ante los
medios para manifestar el orgullo que los ciudadanos de Sanlúcar deben
sentir al tener entre sus gentes a personas de la talla humana, cultural,
artística o deportiva como los galardonados el pasado domingo con la
Insignia de Oro de la ciudad y entre sus hijos predilectos, a la figura de
uno de los sanluqueños más ilustres y reconocidos mundialmente y que todos
apreciamos y queremos, como es D. Manuel Muñoz Alcón.

Una ciudad que es capaz de reconocer valores como la solidaridad, el arte,
la cultura, la educación, la iniciativa emprendedora, la hermandad con otros
pueblos o la dedicación y la constancia en los deportes, es una ciudad sana,
con voluntad de crecer como sociedad que persigue el bienestar y la
prosperidad de todos los que la conforman, y Sanlúcar hoy es más grande y
más próspera que la semana pasada, porque tiene entre sus vecinos ilustres a
personas y entidades como Manolo Sanlúcar, Carmen Laffon, José Manuel
Jurado, las Carlotas, las Hermanas de la Cruz, el Centro Educativo
Mardeleva, la empresa Racing Engineering o a la ciudad hermana de
Koekelberg.

Manolo Sanlúcar ya es profeta en su tierra natal, una ciudad que siempre
estará en deuda con un Hijo Predilecto, que ha llevado su amor por la música
en lo más profundo de su corazón y de su ser, y tras su guitarra y su arte
siempre ha estado llevado con orgullo y entusiasmo el nombre de la tierra
que le vio nacer, Sanlúcar de Barrameda.

Las Insignias de Oro de la Ciudad de Sanlúcar de Barrameda, continuó Aurora
Blanco, son sin duda espejos donde mirarnos los sanluqueños y sanluqueñas de
bien, los que queremos inculcar a las futuras generaciones y muy
especialmente a nuestros jóvenes, valores como la solidaridad, el esfuerzo y
el trabajo para lograr metas en la vida, la entrega a los demás o
simplemente el respeto por el arte y la cultura de nuestra ciudad.

Carmen Laffon, Premio Nacional de Artes Plásticas, sevillana afincada en
Sanlúcar desde la edad de 12 años, ha sabido transmitir a través de su obra
pictórica la sensibilidad, la plasticidad y el color de espacios tan
sanluqueños como el Guadalquivir, sus riberas o el Coto.

José Manuel Jurado, joven futbolista sanluqueño que hoy es un ejemplo y
referente muy importante para la juventud de nuestra ciudad. Su constante
trabajo y esfuerzo personal le ha llevado a lo más alto que un deportista
puede perseguir en su carrera profesional.

Las Carlotas, sanluqueñas de pura cepa del barrio marinero y orgullosas de
su pueblo allá por donde vayan. Dos hermanas queridas por todos y que han
logrado tras muchos años de trabajo abrirse un camino profesional que les ha
permitido ser reconocidas dentro de la música como unas grandes artistas.

La Insignia de Oro otorgada a las Hermanas de la Cruz de Sanlúcar de
Barrameda es sin duda el reconocimiento a 100 años de entrega a los demás
sin esperar nada a cambio. Una labor silenciosa y constante ayudando a los
más necesitados y recibiendo y acogiendo entre sus brazos a miles y miles de
sanluqueños que han requerido sus cuidados.

Mardeleva, el conocido Centro de Adultos, a lo largo de sus más de 25 años
de historia en nuestra ciudad, ha sido un centro que más allá de la pura
labor educativa se ha convertido en punto de reencuentro para muchos de
nuestros mayores que no tuvieron la oportunidad de estudiar de jóvenes y que
gracias a labor de todos los docentes que en estos años han trabajado en él,
han tenido la gran mayoría de ellos una segunda oportunidad en la vida de
reencontrarse con la cultura y los amigos.

Racing Engineering, una empresa innovadora, dirigida por Alfonso de Orleans
y Borbón, cuya actividad destaca por prestar servicios de alta calidad en
suspensiones y diseños para automóviles. Una empresa con numerosos éxitos
profesionales en el ámbito deportivo de la GP-2, Fórmula 3 y en el
Campeonato del Mundo de series de Renault.

Por último, la insignia de Oro a la ciudad hermana de Koekelberg. Dos
ciudades, Sanlúcar y Koekelberg, unidas sentimental y culturalmente desde
hace más de una década. Una ciudad que estando en el corazón de Bruselas,
ama nuestra tierra y celebra su fiesta de la amistad con el orgullo de
sentirse sus habitantes sanluqueños de adopción.

CISanlúcar, celebra y felicita a todos los galardonados, no sólo por este
gesto del pueblo de Sanlúcar en el día de celebración de nuestro patrón,
sino por todo lo que cada uno de ellos y ellas han aportado a una ciudad que
comienza a despertar de su letargo y que necesita de personas como los
premiados para poder afrontar los retos que nos esperan en el futuro para
hacer de Sanlúcar que vuelva a ser lo que ya fue antaño, la capital del Sur
de España.

Deja una Respuesta