rrss_junta-de-portavoces-2-hdtv-1080.jpg
Se trata del estudio y análisis del parque de viviendas sanluqueño que marcará las líneas de actuación de los próximos cinco años

 

La redacción del Plan Municipal de Vivienda y Suelo (PMVS) se configura como un elemento que puede ser necesario no solo por obligación legal, sino para poder acceder a determinadas subvenciones o ayudas de la administración autonómica.

El pasado miércoles se convocó una Junta de Portavoces para que todos los grupos municipales pudieran conocer dicho estudio y se les ha ofrecido la posibilidad de hacer propuestas antes de cerrar dicho plan definitivamente, ya que deberá estar aprobado antes del próximo 7 de agosto.

Igualmente, fue sometido a un proceso de participación ciudadana para implicar a ciudadanos y colectivos en la redacción del documento, que han podido hacer aportaciones desde que se realizara esta reunión en septiembre de 2017.

A este respecto, cabe destacar que al contrario de lo que se presuponía, el número de viviendas vacías de la localidad se sitúa alrededor del 3%, por debajo de otras localidades de características similares que rondan el 5%.

Por otro lado, también se están tomando medidas en materia de vivienda en la ciudad, ya que actualmente se están construyendo 9 viviendas en la calle Barrameda por parte de la Junta de Andalucía, en régimen de alquiler y van a comenzarse otras 13 en la calle Menacho. Por su parte, el Ayuntamiento cuenta ya con el proyecto de otras 4 en la calle Descalzas.

Paralelamente y a través de la Oficina Municipal de la Vivienda Digna se viene negociando con los bancos para que pongan a disposición de inscritos en el Registro Municipal de Demandantes de Viviendas, alquileres sociales.

Dicho plan, junto con el Registro Municipal de Demandantes de Viviendas se convierten en unas herramientas vitales a la hora de solicitar ayudas y subvenciones y establecer programas de actuación en materia de vivienda.

El objetivo de este plan municipal de vivienda y suelo es realizar un diagnóstico de necesidades existentes, la situación de la estructura urbana residencial y del parque edificatorio, analizando la oferta y recursos disponibles, para establecer líneas estratégicas de actuación y programas de intervención que permitan dar respuesta, en coordinación con otras administraciones, a las necesidades de vivienda, priorizando y programando estas actuaciones.

 

Sanlúcar de Barrameda, viernes, 29 de junio de 2018   

Deja una Respuesta