f-correos-13052014-ipod-photo1.JPG

CCOO, UGT, CSI·F y Sindicato Libre tachan al Gobierno y a los directivos de Correos de irresponsabilidad política y provocación al aplicar el mayor recorte de plantillas en la historia de la empresa pública y mantener bloqueada la negociación del Convenio Colectivo y Acuerdo General, desde hace más de año y medio. Los trabajadores harán paros parciales a partir del 30 de abril, y total el 4 de mayo, contra el recorte de empleo de más de 15.500 puestos desde 2010.

 CCOO, UGT, CSI·F y Sindicato Libre, con el 80% de la representación en Correos, han convocado el próximo jueves 30 de abril a los más de 800 trabajadores y trabajadoras de la plantilla de la provincia de Cádiz a secundar los primeros parciales y a participar en una concentración que se realizará en la puerta de los centros de trabajo de Correos, para rechazar el bloqueo de la negociación colectiva así como el severo recorte de plantilla que está llevando a cabo Correos con el beneplácito del Gobierno y que está acabando con el servicio postal público prestado a los ciudadanos de la provincia.

 

Las organizaciones sindicales han tachado de provocación del Gobierno, especialmente de SEPI y Hacienda y de los directivos de Correos, y de ineficacia en la gestión ante un conflicto planteado desde hace año y medio, que han mantenido en un segundo plano al desoír las reivindicaciones de las organizaciones sindicales y al no plantear propuestas serias para los más de 52.000 trabajadores/as.

 

Los sindicatos han señalado que los paros del 30 de abril en toda España, son el preludio de la huelga general del 4 de mayo, y de un proceso de movilización ascendente que comprende dos paros parciales más (14 de mayo -13 en Madrid- y el 21 en todo el Estado) y otras dos huelgas generales (15 de mayo -14 en Madrid-, y 22 en todo el Estado) y cuya única salida del conflicto pasa por alcanzar un nuevo Convenio Colectivo y Acuerdo General que ponga freno a los ajustes y recortes injustificados de empleo que se vienen produciendo y contemple un salario digno, la recuperación del poder adquisitivo con incrementos salariales tras años de congelación, así como la estabilidad, la consolidación de empleo y el mantenimiento de la ultraactividad.

Deja una Respuesta