437px-escudo_de_sanlucar_de_barrameda.png

La GMU ha venido realizando inspecciones durante este mes de julio en diferentes localizaciones de la ciudad con el objetivo de detectar posibles irregularidades en cuanto a la ocupación de vía pública, con mesas, sillas y otro tipo de ocupaciones.

 

Por ello se está llevando a cabo un programa de inspecciones continuadas que se prolongará durante todo el verano con el fin de garantizar el cumplimiento de las autorizaciones otorgadas y ante el incumplimiento de algunos de ellos ya se han iniciado los pertinentes expedientes sancionadores. 

 

El objetivo es detectar aquellos establecimientos que no tienen solicitado ningún tipo de autorización y comprobar que aquellos que sí la tienen, cumplan las condiciones otorgadas en cuanto a zonas de paso y metros ocupados.

 

Al mismo tiempo se hará especial hincapié en el mantenimiento y limpieza de las zonas ocupadas por las terrazas de los establecimientos y estas inspecciones se intensificarán en fines de semana, ya que es cuando se ha detectado un mayor aumento en terrazas y veladores.

 

Hasta el momento se han inspeccionado 66 locales y restaurantes repartidos tanto por el Barrio Bajo, como por el Bario Alto, inmediaciones de La Victoria, Tartaneros, Quinto Centenario y Cerro Falón. 

Deja una Respuesta