foto-juan-ipod-photo.jpg

La adaptación del PGOU, el Peri Bajo de Guía, el Registro Municipal de demandantes de vivienda protegida y la compra de la Casa de Maternidad, asuntos aprobados en un pleno lleno de contenido para el futuro de la ciudad.

 

Juan Marín, Secretario General de CIS, compareció en rueda de prensa para valorar los asuntos aprobados ayer y que salvo la compra de la Casa de Maternidad, los demás sólo contaron con la aprobación del PSOE y CIS, muestra según Marín “del desconocimiento y la falta de interés de los partidos de la oposición en los temas fundamentales de desarrollo urbanístico de la ciudad”.

 

El punto 5 del orden del día llevó a consideración de los partidos representados en el pleno la aprobación de la adaptación del PGOU a la LOUA, requisito éste que tuvo que llevarse a cabo entre los años 2003 y 2007 y que los entonces gobernantes PP y AS no sólo no llevaron a cabo, sino que vendieron a bombo y platillo un nuevo Plan General que provocó el miedo y la confusión en una inmensa mayoría de ciudadanos y que además, provocó la paralización del planeamiento urbanístico de la ciudad y la imposibilidad de modificaciones puntuales para el desarrollo de viviendas y servicios o equipamientos.

 

La adaptación del PGOU de 1997 a la LOUA abre puertas principalmente para la construcción de viviendas públicas y garantiza la reserva de suelo suficiente para su construcción, dando solución a muchas unidades paralizadas desde el 20 de enero de 2007.

 

Cabe recordar que el Gobierno actual ya ha previsto la reserva de suelo para futuros desarrollos en la Atalaya o el Hornillo, en Carretera de Jerez y Trebujena, así como diferentes acuerdos en materia de construcción de viviendas protegidas a traves de los acuerdos con EPSA.

 

Igualmente, con esta aprobación de la adaptación del PGOU, se permitirá modificar puntualmente usos de suelo orientados a reclasificación de usos establecidos para el establecimiento de sistemas dotacionales para la ciudad, en definitiva, en el día de ayer PSOE y CIS han desatascado la parálisis provocada en 2007 por la incapacidad manifiesta del anterior gobierno de la ciudad.

 

La aprobación del Peri Bajo Guía, ha tardado 12 años en ver la luz. La aprobación de este asunto permite al fin la regulación para la implantación de nuevos usos de suelos y construcciones en una zona tan emblemática para nuestra ciudad. Se reserva suelo para la posible prolongación del paseo marítimo, se recoge el número máximo de viviendas que se podrán construir en la zona, 396 entre las dos áreas de reparto establecidas.

 

La accesibilidad a los espacios libres interiores de la Unidad de Ejecución nº 5 del PERI, se garantizará por la disposición de un pasaje desde la calle Caballero Bonald y con la conexión con el espacio libre público ubicado en la calle Cabo de Barbería. El Plan Especial de Bajo Guía propone un equipamiento de servicio de interés público para el uso de domino terrestre marítimo, como instalación deportiva o actividades que no puedan tener otra ubicación, en el límite oriental de Bajo Guía.

 

Otro de los equipamientos públicos propuesto por el Peri Bajo Guía es un aparcamiento subterráneo, bajo la plaza pública situada entre el SIPS y el viario principal.

 

Desde CIS no podemos entender como los Grupos Municipales de la oposición puedan abstenerse en cuestiones tan importantes para la ciudad, que responden a las necesidades directas de los ciudadanos y del desarrollo urbano y turístico de la ciudad.

 

La aprobación del Registro Municipal de personas demandantes de una vivienda protegida, garantiza a partir de ahora que todos los ciudadanos puedan acceder a una vivienda destinada a personas con menos poder adquisitivo en situación de igualdad y eliminando de una vez por todas, posibles adjudicaciones de este tipo de viviendas por criterios de amiguismo o clientelismo político.

 

Mención especial merece la aprobación en la tarde de ayer de una operación de préstamo hipotecario para la compra de la Casa de Maternidad. El Gobierno Municipal devuelve al pueblo de Sanlúcar un edificio que forma parte de la sensibilidad y el patrimonio de nuestra ciudad.

 

Tras muchos años de abandono y tras el paso de varios gobiernos municipales, nadie hasta ahora había hecho nada por recuperar un edificio donado a Cruz Roja por Alfonso de Orleáns y que Cruz Roja vendió al Grupo Canalejas para la construcción de viviendas.

 

Pese a la terrible situación económica que atraviesa el Ayuntamiento de Sanlúcar, y que desgraciadamente seguiremos padeciendo algunos años más, el Gobierno Municipal ha realizado un esfuerzo considerable por adquirir un inmueble donde nacieron miles de sanluqueños y sanluqueñas, además de ser un edificio que por su historia forma parte del patrimonio cultural y arquitectónico de la ciudad.

 

Desde CIS queremos llamar la atención de un cambio tan significativo como profundo en la forma de gobernar la ciudad como el producido con éstos asuntos.

 

Hemos pasado de vender patrimonio a recuperarlo, hemos pasado de tener un PGOU paralizado a ponerlo en funcionamiento, hemos resuelto un problema enquistado durante doce años como el desarrollo de Bajo de Guía y además hemos garantizado el derecho a la igualdad para todos los ciudadanos a la hora de acceder a una vivienda de protección oficial, sin duda un pleno lleno de gestión y de trabajo en positivo para el bienestar y el desarrollo de Sanlúcar.

Deja una Respuesta